Tipos de hotel

Para hacer las cosas bien es necesario: primero, el amor, segundo, la técnica

Antoni Gaudi

Tres son los aspectos esenciales que caracterizan funcionalmente cada una de las tipologías básicas en las que se pueden encuadrar los establecimientos hoteleros: los motivos del viaje, la franja económica en la que se va a posicionar la oferta y las características del lugar. 

La Organización Mundial del Turismo, establece una clasificación de los motivos por los que se viaja: negocios y asuntos profesionales, vacaciones, recreo y ocio, visitas a familiares y amigos, educación y formación, salud y atención médica, religión y peregrinaciones, compras, y otros. Motivos que operativamente se subsumen en tres tipologías hoteleras: ocio o de vacaciones, negocios o profesionales y mixtos.

No me digas lo viejo que eres, o lo bien educado que estás, dime cuanto has viajado y te diré cuanto sabes

Mahoma

La franja de oferta en la que se posiciona el establecimiento hotelero, es decir el precio por habitación, determina la composición, proporción y el dimensionado de las diferentes zonas y áreas que lo conforman: zona de clientes, zona de servicios, áreas de comunicaciones y áreas de instalaciones.

Esto da  lugar a la subdivisión en diferentes categorías dentro de cada tipo de hotel. Categorías que se identifican con el número de estrellas según la reglamentación hotelera que establece los requisitos mínimos para su clasificación dentro de cada una de ellas y también con las marcas establecidas por segmentos de oferta económica por cada una de las Compañías Hoteleras que gestionan los establecimientos hoteleros.

El tercer aspecto es el contexto, es decir la realidad física del lugar donde  se implanta el establecimiento hotelero. Son todos aquellos factores: geográficos, climáticos, morfológicos, ambientales, históricos, culturales, sociales y regulatorios que determinan su singularidad formal.

La casa debe ser el estuche de la vida, la máquina de la felicidad

Le Corbusier

A partir de estas premisas el objetivo del diseño es ordenar los espacios y cuidar hasta los más mínimos detalles precisos para el funcionamiento del establecimiento hotelero, con las óptimas condiciones de confort y bienestar del cliente, para que disfrute de su estancia  y quiera repetir la experiencia.

Dios está en los detalles

Mies Van der Rohe

Hemos hecho una lista para ilustrar a modo de ejemplos las diferentes tipologías de establecimientos hoteleros a las que nos hemos referido.

Hotel NH Alanda, tipología de ocio o de vacaciones o resort, distribuido en varios edificios, categoría 5*, en Marbella.

Imagen obtenida de Abarrategui

Hotel NH Express Barajas, tipología negocios o profesionales, categoría 3*, en Madrid.

Imagen obtenida de Abarrategui

Hotel Eurostar Gran Madrid, tipología negocios o profesionales, categoría 4*, en Madrid.

Imagen obtenida de Abarrategui

Hotel Belga Queen, tipología mixta: ocio-negocios, categoría 4*, en Bruxelas.

Imagen obtenida de Abarrategui

Hotel NH City&Tower, tipología de ocio-negocios, categoría 4*, en Buenos Aires.

Imagen obtenida de Abarrategui

Hotel NH Abascal, tipología ocio-negocios, de categoría 4*, en Madrid.

Imagen obtenida de Abarrategui


ARTÍCULO ESCRITO POR RAMÓN ABARRATEGUI


¡Felicita al redactor/a! Deja tu comentario :)