Planta circular

Antes de salir de la carrera de arquitectura, es recomendable, ante todo, haber luchado cara a cara con un espacio circular en un proyecto. Son espacios que no se dejan poseer, son espacios difíciles de configurar y son espacios muy difíciles de amueblar. Como decía un profesor mío ante una de las primeras correcciones que tuve trabajando el círculo “el espacio circular te ha dominado, y no puedes dejarle, el arquitecto tiene que aprender a dominar la arquitectura del círculo” y esto no es tarea fácil.

Como cualquier tipo de espacio al que te enfrentas – si esto es una de tus primeras fases a la hora de abordar un proyecto- podemos diferenciar las cualidades y características que se le pueden aplicar a ese espacio o que ese espacio dota a su interior por la forma que posee. Como se muestra en el gráfico siguiente, el tamaño, los accesos, la influencia hacia el entorno o la distribución interior son algunas de ellas.

La arquitectura del círculo

Imagen realizada por el redactor

De todas las características anteriores -las cuales no son únicas, se podrían estudiar más- la distribución es la que mejor cualifica el espacio, y es la misma la que te permite dominar el círculo o ser dominado por él. Para denotar estas diferencias, vamos a estudiar cómo trabajan el círculo diferentes arquitectos.

El primer caso es la distribución por semejanza, darle al círculo de su propia medicina, como hacen Mansilla + Tuñón Arquitectos para el Ayuntamiento de Lalín. El círculo se colmata de otros espacios circulares generando tensiones entre los tamaños de los mismos y las distancias entre ellos y el contorno, generando así espacios interiores de múltiples cualidades, sin vértices y fluidos – o líquidos, con los límites difusos, como diría Toyo Ito.

[Izquierda] Ayuntamiento de Lalín [Derecha] Reinterpretación del redactor

[Izquierda] Imagen obtenida de Arquinfad

Continuamos con la distribución reticular, la cual se basa en tomar el círculo como un campo de experimentación casi urbanístico y de esta forma crear una retícula al más puro estilo hipodámico que distribuya los espacios interiores, como hace Sanaa en el Museo del Siglo 21 en Kanazawa. Si en el interior de la retícula se crean caminos, en el exterior, justo antes de llegar al borde del círculo, se crean espacios que generan mucho interés. Estos lugares nunca pueden mantener las mismas dimensiones y al estar entre dos límites, son capaces de mirar a los ojos y darles la espalda tanto a los espacios reticulados como al exterior del círculo, a la vez.

[Izquierda] Museo del Siglo 21 [Derecha] Reinterpretación del redactor

[Izquierda] Imagen obtenida de Moleskine Arquitectónico

La siguiente solución consiste en pasar del círculo, imponer tu distribución interior y beneficiarte de las paredes del círculo y el cobijo junto a las tensiones que crea hacia el centro, como hace Gonzalo Casado en su proyecto de la ciudad vertical. La distribución impuesta, aunque pueda parecer sencilla, no lo es. Conseguir que los espacios se acaben adecuando al límite curvo, que no queden rincones inaccesibles o zonas inútiles, son las principales prioridades al adoptar esta solución.

[Izquierda] La ciudad vertical [Derecha] Reinterpretación del redactor

[Izquierda] Imagen obtenida de Moleskine Arquitectónico

Por último, Arne Jacobsen y Flemming Lassen nos traen en La casa del futuro la distribución más pura, la que sólo juega con la sección y deja al círculo casi impoluto, donde los límites del mismo y lo que ese espacio implica se entienden desde cualquier punto en el que te sitúes. La distribución cero, intenta alterar lo mínimo posible la perfección del círculo, usándolo como contenedor y respetándolo desde el lápiz a su construcción.

[Izquierda] La casa del futuro[Derecha] Reinterpretación del redactor

[Izquierda] Imagen obtenida de Fin del Bloc

Sin quitarle valor a lo épico de la respuesta que me dio mi profesor al ver mi proyecto, he de decir que quizá los años desde que oí esta frase hayan modificado la frase real. En cualquier caso, el significado era el mismo, y la intención del profesor con su mensaje se mantiene en el tiempo. ¡No dejéis que los círculos os dominen!


ARTÍCULO ESCRITO POR Ángel Granda


¡Felicita al redactor/a! Deja tu comentario :)