Microcogeneración

Introducción a la cogeneración doméstica

El término cogeneración hace referencia a todo proceso en el cual, a partir de un combustible, se producen dos o más formas de energía útil de manera simultánea. Habitualmente, las formas de energía generada más demandadas son la energía eléctrica y la térmica. El combustible empleado, por excelencia el gas natural.

Si añadimos el prefijo “micro-“ a nuestra ecuación, nos estaremos refiriendo al proceso anteriormente descrito realizado con equipos de baja potencia (menos de 50 kW)(1). Son fácilmente instalables en edificaciones de menor escala destinadas al sector terciario, residencial o industrial. Este sistema se asemeja al de una caldera mural convencional, la diferencia consiste en que aprovecha la energía producida en la combustión y generación de calor, para producir electricidad que puede ser utilizada en el propio edificio.

(1) Para hacer una comparativa, 1 kW equivale a 1,36 caballos de vapor (cv), es decir que, un motor de unos 50kW equivale aproximadamente al motor de un coche de unos 65-70cv.

Esquema del proceso de cogeneración

Imagen de la redactora

Hasta hace relativamente poco tiempo, la cogeneración estaba ligada principalmente a procesos industriales. Es en los últimos años cuando se toma una mayor conciencia de su posible incorporación en otros sectores, entre ellos el ámbito doméstico.

Teniendo en cuenta que la microcogeneración es una fuente energética continuada, se trata de un sistema adecuado para cubrir las necesidades de confort demandadas en una vivienda y con la utilización de un único combustible para ello.

Las pequeñas aplicaciones de cogeneración son interesantes cuando se requiere agua caliente, vapor y aire acondicionado

Bernard Kolanowski, 2003. Director de ventas en Powerhouse Energy

Además, la energía eléctrica sobrante no utilizable en el ámbito doméstico se exportará a la red eléctrica pública en una tarifa fija (venta de régimen especial subvencionada), a baja tensión y con una conexión sencilla. En cuanto a la integración de la micro-cogeneración en la vivienda, su tamaño y aspecto no difiere de cualquier otro electrodoméstico que reemplaza al calentador o caldera existentes. No existen problemas de ruidos ya que el generador se acciona mediante motores sumamente silenciosos. El sistema es compatible tanto con sistemas individuales como centralizados.

Imagen de equipo de micro-cogeneración doméstico modelo EcoPower

Imagen obtenida de Lcseral

En cuanto a las principales ventajas del uso de la microcogeneración, podemos destacar las siguientes:

En países como Alemania o Japón se instalan de 20.000 a 40.000 equipos al año, sin embargo, la micro-cogeneración no está totalmente integrada en nuestra sociedad por desconocimiento o por una menor sensibilidad del desarrollo sostenible, entre las principales causas. Según datos cerrados por el IDAE a fecha de 2018, en España existen 651 instalaciones de microcogeneración, un total de 5.618 Mw de potencia.

Potencia energética instalada mediante cogeneración por Comunidades Autónomas

Imagen obtenida de IDAE

A modo de ejemplo de proyectos de microcogeneración realizados en España, destacar el restaurante Cañada Real en Santa María del Tiétar (Ávila). Para satisfacer sus necesidades energéticas de suelo radiante y ACS optó por una instalación de microcogeneración aislada con cuatro motores de combustión (potencia eléctrica: 26kW, potencia térmica: 50 kw). Además, cuenta con un acumulador de energía eléctrica.

Restaurante “Cañada Real” y sistema de microcogeneración instalado

Imagen obtenida de FAEN

En definitiva, la microcogeneración es un sistema capaz de satisfacer las necesidades energéticas demandadas por el ser humano, colaborando simultáneamente con la creación de confort para el usuario y con la mejora de la eficiencia energética en edificios. Esto es debido a que se genera la energía apropiada y justamente necesaria para el uso demandado, sin producir pérdidas ni mayores cantidades de las realmente necesarias. Aún con esto, es un sistema altamente desconocido en nuestra sociedad, por lo que es necesario seguir realizando labores de sensibilización para, poco a poco, ir tomando cada vez más conciencia de las nuevas alternativas energéticas existentes.

 


ARTÍCULO ESCRITO POR Natalia Crespo


¿Ya has acabado de leerte el artículo? Pues si te ha gustado no olvides dar ❤ y si te sigue picando la curiosidad te regalamos otra dosis de arquitectura 🙂