Feng Shui

Controlar la energía del propio cuerpo a través de la meditación, reiky  y prácticas como el yoga se ha convertido, recientemente, en una experiencia muy popular en el mundo occidental. Sin embargo, nos olvidamos de que las energías externas ambientales y naturales también nos afectan, y que también podemos controlarlas.

ESP_FEN01

Símbolo del Feng Shui

Imagen obtenida de Home Design Find

¿Cómo?

La arquitectura nos puede ayudar en la creación de espacios donde dichas energías nos beneficien directamente. El Feng Shui se basa en el control de las energías que circulan por los espacios en los que vivimos. Es una disciplina milenaria que proviene de China, donde se ha aplicado tanto como para la construcción de casas como para la construcción de ciudades enteras. El Feng Shui tiene un fundamento místico que se traduce en una serie de reglas prácticas. Estas reglas son aplicables, a la orientación, el diseño y la decoración de los ambientes en los que se vive y en los que se trabaja.

ESP_FEN02

Resumen de orientaciones y elementos.

Imagen obtenida de Feng Shui

Los principios fundamentales del Feng Shui se basan en dos energías: El Chi y el Sha. El Chi y el Sha son dos fuentes de energía opuestas que circulan por la superficie terrestre.

El Chi es la fuerza vital que surge de la combinación de los elementos de la naturaleza. Circula por cada uno de los espacios de la casa como lo hace la energía a lo largo de nuestro cuerpo, debe poder fluir y desplazarse en forma libre y espontánea en cada espacio habitacional. Cuando el Chi no puedo circular debidamente, surgen problemas energéticos que afectan directamente a sus habitantes y que se manifiestan como decaimiento, falta de determinación, irritabilidad, etc.

Al Chi, se opone otra fuerza llamada Sha. El Sha actúa de forma nociva para los ambientes y repercute directamente en las personas que los habitan. Cuando en una casa o en una habitación hay circulación de Sha, es necesario hacer algo para contrarrestarla, y que la fuerza positiva y benéfica que produce la armonía (el Chi) pueda circular debidamente. Un ejemplo de circulación del Sha es el siguiente: cuando en los cuartos de baño se colocan los calefones sobre los espacios de las bañeras, se concentran en alto grado dos fuerzas surgidas de elementos opuestos (el agua y el fuego) y así se produce el negativo Sha.

También suele hablarse de dos clases de Chi: el sano, que circula libremente; y el enfermo, Cuando en un ambiente se acumula la energía y por distintas razones no puede fluir libremente la fuerza vital, ésta se enrarece y se distorsiona pasando a ser negativa y dañina.

ESP_FEN04

Elementos naturales considerados en el Feng Shui

Imagen obtenida de La Guía Esotérica

Los elementos fundamentales que determinan que el Feng Shui de un lugar sea positivo o negativo son varios, como por ejemplo: los cursos del agua en relación con los ambientes, la dirección y facilidad de circulación de los vientos a través de la vivienda, la orientación del frente de la casa, edificio o habitación, la interacción de los cinco elementos (agua, madera, metal, fuego y tierra), el equilibrio en la energía cromática, el equilibrio entre los espacios libres y los espacios ocupados… Todos estos aspectos tienen una serie de reglas y normas para que el domicilio disfrute de una energía armoniosa.

ESP_FEN03

El mapa Bagua nos permite saber cómo distribuir la vivienda.

Imagen obtenida de Equilibrio Feng Shui

ESP_FEN06

Ejemplo de vivienda Feng Shui

Imagen obtenida de Ken Lauher

Tras esta breve inmersión en el mundo del Feng Shui y las energías nos damos cuenta de que los espacios que habitamos nos afectan claramente a nuestro interior. Con la arquitectura podemos controlar estos místicos aspectos como mejor nos parezca y así crear ambientes que nos transmitan sensaciones. El Feng Shui es la guía que nos permite saber cómo crear estos espacios armoniosos de los que podemos disfrutar.

ESP_FEN05

Unidad de Vivienda Feng Shui

Imágen obtenida de Plataforma Arquitectura


ARTÍCULO ESCRITO POR Eduardo Blanca


Deja tu comentario