Estructura sumergida

Arquitectura y agua. Es la combinación de estas dos palabras lo que nos lleva a viajar mentalmente hasta Venecia: el Gran Canal, la Plaza y la Basílica de San Marcos, el Puente Rialto y los canales. Sobre todo los canales. Porque Venecia es una ciudad entre canales donde se entrelazan 118 islas unidas por 455 puentes que forman el espacio sobre el agua.

EST_SUMERGIDA_ 1

Gran Canal de Venecia

Imagen obtenida de differentroads.es

Así como Venecia es la ciudad flotante del Mediterráneo, el resto del mundo también está salpicado de estas maravillas: Ko Panyi en Tailandia, Zhouzhuang en China o Ganvié en Benin. Aldeas, pueblos o municipios, este tipo de construcciones se enfrentan a los efectos del agua mediante estructuras sumergidas.

EST_SUMERGIDA_ 2

Canal de Ganvié

Imagen obtenida de city.samondeo.com

La mayoría de estas construcciones nace del instinto de supervivencia de pescadores y agricultores. De este modo, se desarrollan tres tipos de estructuras: las islas flotantes, construcción sobre pilotes y en pocas ocasiones como pequeñas islas.

Los pueblos flotantes de los Uros, de pasado pre-inca, se apoyan en islas hechas a mano a partir de una especie nativa de caña, la totora, que crece de forma masiva en las aguas poco profundas del lago Titicaca, en Perú.

EST_SUMERGIDA_ 4

Isla flotante de totora

Imagen obtenida de lapublica.net

La base de las islas se hace a partir de la raíz de la totora de aproximadamente 3 metros de grosor. Esta raíz se corta en bloques a los que se les clava troncos de colle o eucalipto. A continuación, se unen estos bloques a partir de unas cuerdas trenzadas de quechua. Hecha la base, la totora se usa como firme, sobre el cual se construyen las casas también de este material.

EST_SUMERGIDA_ 5

Tejido de totora para la base de las islas

Imagen obtenida de deniselandistravels.me

Kampong Ayer es un área de la capital de Brunei, además, es el mayor asentamiento sobre pilotes del mundo. A partir de 1994 se crearon tres nueva zonas sustentadas en pilotes de hormigón.

Al igual que Venecia, se apoya sobre pilotes enterrados en el lecho del río. Dada la escasa solidez del terreno los edificios requieren cimientos firmes. Para solucionar este problema, se creó un auténtico bosque de pilotes. Los pilares de alerce se introducen en el subsuelo arcilloso con mazos de madera. A continuación se construían nuevas capas de pilares de alerce y abedul sobre los cimientos.

EST_SUMERGIDA_ 6

Representación de la introducción de los pilotes de madera

Imagen obtenida de www.venicethefuture.com

En la provincia de Overijssel, encontramos las pequeñas islas sumergidas donde se fundó en 1230 la aldea de Giethoorn. 50 puentes de madera salvan las comunicaciones en este pequeño pueblo enredado por un canal de apenas un metro de profundidad. También de madera están hechos los perímetros de las islas, para evitar que encallen las barcas y como elemento estructural de apoyo de una parte de los puentes.

EST_SUMERGIDA_ 8

Paseo por el canal de Giethoorn

Imagen obtenida de bookingiethoorn.com

¿Y ahora qué? Aunque la mayoría son solo prototipos de ciudades, parece que las megaconstrucciones pueden ser el futuro de las estructuras submarinas: hoteles capaces de soportar inundaciones extremas, procesadoras de plástico flotantes o islas artificiales con infraestructura para viviendas y comercios.

EST_SUMERGIDA_ 9

Palm Islands

Imagen obtenida de architectureintlprogram.wordpress.com


ARTÍCULO ESCRITO POR ÁNGEL GRANDA


Deja tu comentario