Espacios verdes

¿Puede la naturaleza reactivar la economía de tu barrio o mejorar la cohesión social?

Hablar de la naturaleza en la ciudad es algo que a algunos les sonará raro, pero no es más que la punta del iceberg cuando hablamos de los retos del Desarrollo Urbano Sostenible. Para empezar por lo más inmediato, están los efectos del cambio climático que sufren las ciudades. Los eventos naturales extremos serán cada vez más frecuentes y nos afectarán en forma de sequías o lluvias torrenciales, afectando a municipios de cualquier tamaño. Por otro lado, el efecto llamado isla de calor –que hace que el tejido urbano tenga una temperatura superior a la periferia, especialmente por las noches- se produce por numerosos motivos, pero podríamos señalar hacia los sistemas de refrigeración, las luces, los vehículos a motor o los materiales que son mayoritarios en las construcciones (el cemento o el asfalto, por ejemplo). También está la contaminación lumínica, hídrica o atmosférica. Esta última se remarca especialmente en las grandes ciudades españolas y se calcula que es la causa de unas 7.000 muertes al año. La Organización Mundial de la Salud (OMS) va más allá y estima que el 92% de la población vive en lugares con mala calidad del aire. Entonces, ¿qué puede hacer la naturaleza por nosotros, los urbanistas?

Paneles para concurso HUCA en Oviedo de Paisaje Transversal

Imagen obtenida de Paisaje Transversal

Históricamente el ser humano ha diseñado espacios verdes dentro de las ciudades, pero siempre como elementos aislados y relegando a la naturaleza a un plano estético o recreativo, perdiendo funciones como la de depurar el agua o el aire o servir de hábitat a otras especies. Por eso necesitamos transformar los ecosistemas urbanos en ecosistemas humanos. La forma de hacerlo es incluir la naturaleza como un tejido dentro de la trama urbana. Es la propuesta que hacemos desde Paisaje Transversal y Creando Redes: Barrios Vivos, que nace con el convencimiento de que renaturalizar la ciudad es el camino, no solo para enfrentarnos a los retos globales medioambientales, sino también para que esta nueva concepción del verde sea una oportunidad de mejora social y económica.

Paneles para concurso HUCA en Oviedo de Paisaje Transversal

Imagen obtenida de Paisaje Transversal

Mientras, retomemos el hilo. Es cierto que la necesidad de espacios naturales ha estado presente casi desde la fundación de las primeras ciudades. Debido al crecimiento de estas, la naturaleza cada vez quedaba más lejos y se plantearon medidas para ‘acercar’ esa naturaleza al corazón de la ciudad: son los parques y jardines que todos conocemos y que debiéramos tener cerca. Son espacios con ‘verde’ sí, pero generalmente aislados entre sí y donde se prima la función estética a los posibles servicios ecosistémicos. ¿Un jardín inglés en una zona árida de Almería? Cada vez está más claro que los espacios verdes de la ciudad deben responder a una multifuncionalidad, donde se hallen la perspectiva medioambiental, la social, la económica y hasta la identitaria y cultural.

Por eso, en Barrios Vivos hablamos de soluciones basadas en la naturaleza para apoyar la regeneración urbana. De forma integral, de forma sostenible. Una intervención planificada que piensa en las zonas verdes –privadas y públicas- como una red que se extiende por toda la ciudad. Solo planificando la naturaleza urbana podemos lograr todos los beneficios de la infraestructura verde en nuestras ciudades.

¿Por dónde empezamos?

Primero, identificando todas esas zonas verdes urbanas, porque además de los parques y jardines, están las copas de los árboles, las fachadas y las azoteas, las calles, las plazas, glorietas, solares y hasta los cementerios. Lugares donde la naturaleza puede encontrar su lugar, de forma conectada y planeada. Y no nos quedamos ahí, ya que las intervenciones van más allá de la componente física. Barrios vivos desarrolla también acciones relacionales, como la dinamización de espacios, la interpretación del paisaje, la educación ambiental y la gobernanza abierta.

Ejemplos de barrios vivos renaturalizados

Imagen obtenida de Paisaje Transversal

Este engranaje integral del entorno hace que podamos tener lugares más agradables para vivir, pero no solo eso. Logramos beneficios en estos tres ejes:

Como se puede abstraer, la concepción integral de esta nueva mirada al verde urbano hace que podamos incidir directamente sobre una mayor la calidad de vida. Los pasos están claros: una transformación del entorno hará que logremos una transformación mucho más profunda en la ciudad. 


ARTÍCULO ESCRITO POR PAISAJE TRANSVERSAL


¡Felicita al redactor/a! Deja tu comentario :)